“Es un golpe duro, pero a algunos les va a afectar más que a otros”: la pesadilla Facebook para los medios

dddddddddddddddddddddddddddddddddddd

Facebook no solo se ha convertido en la red social más usada del mundo con sus más de 2.000 millones de usuarios: también ha conseguido crear dependencia a los medios de comunicación, que en la difícil tarea de la distribución en la época de las plataformas sociales se han visto obligados a pasar por muchos aros.

Primero fue a salir guapos en la foto de Google (primero por SEO, luego con AMP). Luego a tener presencia y relevancia en la red social del periodismo por excelencia: Twitter. ¿El problema? Que no da demasiado tráfico y lleva años sin crecer en usuarios. Facebook capitalizó el interés de los medios por distribuir sus contenidos. Aportó un muy buen alcance orgánico y una arquitectura interna que alarga la vida de esos contenidos. Luego, empezaron los problemas.

Zuckerberg confirma el movimiento

Facebook, que está aquí para ganar dinero como cualquier otra empresa, empezó a cercenar ese alcance orgánico. Los medios vieron cómo de repente el tráfico que les llegaba por Facebook empezó a caer, algo nefasto para el modelo de negocio mayoritario en la industria: la publicidad que se muestra con cada clic. ¿Por qué esta bajada? Porque así se puede presionar a los medios para que le paguen por expandir su alcance, y con él, sus clics.

Esta tendencia ha sido confirmada por el propio Zuckerberg como parte de su estrategia en una actualización de su perfil oficial:

“Empezamos a hacer cambios en esta dirección el año pasado, pero llevará meses que este nuevo enfoque tenga recorrido en todos nuestros productos. Los primeros cambios que verás serán en News Feed, donde puedes esperar ver más de tus amigos, familiares y grupos.
A medida que lo lanzamos, verás menos contenido público como mensajes de empresas, marcas y medios de comunicación. Y el contenido público que veas más se ajustará al mismo estándar — debería fomentar interacciones significativas entre las personas.
Por ejemplo, hay muchas comunidades muy unidas en torno a programas de televisión y equipos deportivos. Hemos visto a la gente interactuar mucho más con los vídeos en directo que con los normales. Algunas noticias ayudan a iniciar conversaciones sobre temas importantes. Pero con demasiada frecuencia hoy en día, ver vídeos, leer noticias o actualizar páginas es una experiencia pasiva”.

Facebook se ha pasado los últimos años con una estrategia tan antigua como efectiva: comenzar ofreciendo un servicio sin coste para las empresas para luego hacerlo estéril si no se comienza a pasar por caja. Una pesadilla para los medios, que ahora ven cómo se les puede escapar un jugosísimo flujo de usuarios si no aflojan la gallina.

PUEDES VER :  Vía Twiitter: peligroso reto se pone de moda en EEUU y amenaza llegar a Perú

Más sangrante todavía es esto si tenemos en cuenta que muchos medios fueron modificando sus formas de presentar sus contenidos para adaptarse a Facebook, en algunos casos esperando un trato preferente de la plataforma en cuanto a alcance orgánico de sus contenidos (uso de Instant Articles, incorporación de vídeos cuadrados y subtitulados), en otros directamente siendo pagados durante un tiempo, como ocurrió con El País, BuzzFeed o Vox entre otros para que utilizaran sus retransmisiones en directo. Ahora ven el cartel de Game over, seguido por su inseparable Insert coin.

Loading...